Vallekas

La promoción vallekana está compuesta por diez familias y ya ha encontrado suelo en Villa de Vallekas.

Entrepatios Vallekas somos 29 personas humanas (19 adultxs y 10 peques) repartidas en diez unidades de vivienda, y empeñadas en vivir juntas pero revueltas, compartiendo vidas y espacios, luchas y risas, penas y… lo que haga falta.

A menudo nos preguntan cuáles han sido los motivos que nos llevaron a meternos en este berenjenal de buscar, encontrar y comprar un solar, diseñar, pensar y repensar, y finalmente construir colectivamente nuestra vivienda, en vez de hacer lo que todo el mundo hace, comprarse una casa y adoptar una hipoteca por su riesgo y cuenta (bancaria). Bien, son muchos y variados los motivos según a quién preguntes dentro del colectivo:

  • La ilusión de imaginar, diseñar, pensar y repensar y finalmente construir la casa que siempre deseamos en vez de comprar la casa que, con más fortuna o menos, diseñaron y construyeron unos bienintencionados desconocidos.
  • La certeza de que vivir colectivamente, en un edificio con espacios privados y espacios comunes, donde todo lo común se soluciona, se disfruta y se decide colectivamente, donde se comparten no solo espacios sino tiempos, experiencias, penas y alegrías… la vida misma en fin, tiene un poder, una fuerza y unas posibilidades aún por explorar, que no tiene la individualidad a la que nos abocaría vivir en un edificio donde apenas se comparten con lxs vecinxs un hola y un adiós desangelados en el ascensor de turno.
  • El anhelo de construir una alternativa de vivienda sostenible, ecológica y que impida por su mera esencia la posibilidad de especulación inmobiliaria. Construir también, y también juntxs, una alternativa al modelo de propiedad privada que nos venden como insustituible, necesario y esencial.
  • La intención de generar un espacio transversal, inclusivo y participativo, un espacio vital de cuidados mutuos, de mutuo apoyo, más allá de pásame una pizca de sal o de me he quedado sin patatas para el cocido (que también).

Por todo eso y algunas cosas más estamos aquí, en Vallekas, con un solar recién comprado y a punto de llenarse de vida y de gente.

Fue a mediados de 2016, cuando la promoción de Entrepatios Las Carolinas encontró por fin el solar definitivo, que empezó a fraguarse la idea de un proyecto similar enfocado en el barrio de Vallekas. Y la verdad es que la cosa ha ido muy, pero que muy deprisa. En poco más de un año se fue formando el grupo, se ha ido consolidando, cuajando como colectivo en horas y horas de asambleas, reuniones y cañas, funcionando poco a poco como un reloj y, con mucha ilusión y mucho trabajo, conseguimos por fin encontrar el solar que andábamos buscando. Os podemos asegurar que, a pesar de lo que digan los tangos, resulta que en un año da tiempo a que pasen muchas, muchas… muchas cosas. Por otro lado, es este un éxito de toda la cooperativa, de todo Entrepatios, y no solo de la promoción de Vallekas. Todo esto no hubiese sido posible, y menos en el plazo de un año, sin el camino abierto por la promoción de Las Carolinas y el apoyo del resto de la cooperativa. Entrepatios es grande.

El barrio

Y todo esto está pasando ahora y está pasando aquí, en Vallekas Villa, o en el Pueblo de Vallekas, como les gusta llamar al barrio a lxs vecinas que pronto nos acogerán y como nos gusta llamarlo a nosotrxs. Vallekas es un barrio que no necesita presentación, un barrio con unas señas de identidad ganadas a pulso, a base de luchas sociales y trabajo duro. Un barrio alegre, vivo y proletario, un barrio abierto y participativo acostumbrado a la clandestinidad de la lucha antifranquista, de las luchas durante la transición y cuna de movimientos sociales que siguen funcionando, que conocemos de cerca y de los que nos encantará formar parte muy pronto.

Nuestro solar (ya podemos decir nuestro) está entre las calles de Nuestra Señora de la Torre y Manuel Cano (Nuestra Señora de la Torre, nº 17, concretamente), a tres minutos andando del Metro de Sierra de Guadalupe y la estación de Renfe Vallecas, en pleno casco histórico del Pueblo de Vallekas. Nos encanta la idea de vivir en este barrio, por esa textura como de pueblo que tiene, por la vida asociativa que se mueve en sus calles, por la vida alegre que se respira en el bulevar… Y, hablando de respirar, ¡¡cierre de Valdemingómez ya!! Claro… en fin, calma… todo se andará.

El edificio

Nos encantaría, para terminar, poder contaros cómo son el edificio y las casas donde vamos a vivir, cuáles y cómo son y para qué vamos a usar los espacios comunes que vamos a disfrutar… pero nos encanta a su vez tener que deciros que no, que aún no podemos, que todo eso está aún por imaginar, por pensar y repensar, por pintar, borrar y volver a dibujar. Ésta, la parte más difícil y también más bella del proyecto inicial, está nomás empezando.

Somos Teresa, Malick, Almudena, David, Laura, Alicia, Sara, Pablo, Jesús, Carlos (Boli), Javier, Erika, Miriam, Emilio, Samuel, Irene, Diego, Sara (sí, tenemos dos Saras) y Karlos (Kum)… y lxs peques, claro, Julia, Hugo, Leo, Simón, Erika, Martina, Martín, Yune, Mauro y Teo. Os esperamos a todxs con toda la ilusión y toda la fuerza que nos da lo colectivo, el apoyo mutuo y la persistencia… la terquedad en los objetivos que ha resultado tener este grupo de adorables majaras, Entrepatios Vallekas.